Muchos recordaréis que hace un par de años nacía un festival en Madrid que venía a rendir homenaje a algunos de los máximos exponentes de la escena dance durante la década de los 90. Básicamente, la propuesta de Love The 90s consistía en reunir sobre un mismo escenario a Technotronic, Corona, Snap o 2 Unlimited, entre otros. Dicho de otra manera, se trataba de que el espectador pudiera disfrutar del concierto de los 90 con el que nunca pudo deleitarse en los 90. Cabe señalar que un servidor aborrecía esta música en aquel momento y lo sigue haciendo ahora.

Pues algo parecido, salvando las distancias, es lo que viene a ofrecer el festival Punk in Drublic en tres ciudades españolas (Madrid, Barcelona y Vitoria-Gasteiz) para los que en los gloriosos 90 nos refugiábamos en los sonidos hardcore y skatepunk provenientes de la costa oeste de Estados Unidos. Los mismos que nos reuníamos con los amigos en los primeros días de mes para hacer el pedido de rigor a la tienda Tipo (en nuestro caso éramos de provincias), en la que no solían faltar las nuevas referencias de sellos como Epitaph, Burning Heart o Fat Wreck Chords. O los que nos devanábamos los sesos para elegir qué dos discos meter en cada una de las caras de una cinta de 90 que estaría reproduciéndose durante semanas (o meses) en el walkman de turno. Aún recuerdo como si fuera ayer la que combinaba el Smash de Offspring con el Dookie de Green Day, dos de los grandes indiscutibles de aquella época.

Eran tiempos muy diferentes, no teníamos a golpe de clic toda la música del mundo mundial en cualquier momento del día y desde cualquier lugar del planeta. Pero teníamos claro qué era lo que nos hacía sentir algo especial y desde ese momento íbamos a muerte con ese grupo al que muy difícilmente íbamos a poder ver en directo. Mucho menos podíamos imaginarnos soñar con un festival en el que ver de una tacada a varios de ellos. De ahí que nos conformásemos con sucedáneos patrios de cuyos nombres no quiero acordarme.

Por eso la llegada de Punk In Drublic Festival a España nos hace sentir tan afortunados, aunque obviamente nos gustaría que también formasen parte del cartel Pennywise, No Fun At All, Propagandhi, No Use For A Name, Rancid, Mighty Mighty Bosstones, Hi Standard, Snuff, Wizo, Good Riddance, Strung Out y tantos otros. Puestos a pedir…

Se trata sin duda de una de las grandes noticias de este 2019 que está a punto de caramelo. Una misma noche, sobre un mismo escenario, algunas de las bandas más representativas de un estilo que vivió su época dorada en los 90 (aunque algunos de los grupos implicados surgieron en la primera mitad de la década anterior) y que al que lo vivió con intensidad se le sigue erizando el vello cuando suenan himnos generacionales en clave melódica de bandas como Nofx, Bad Religion, Lagwagon, Less Than Jake o Mad Caddies (todos forman parte del cartel de Punk In Drublic Festival 2019).

Qué ganas de 2019, de que llegue Mayo y de que arranque la primera edición de este festival que, por cierto, ha sido posible gracias a la encomiable labor de Gasteiz Calling y Barna N Roll. Un evento hecho a medida para todos los que amamos los 90. Sobre todo, el punkrock de los años 90.