Cualquiera de nosotros puede citar decenas de bandas independientes procedentes de Europa y Estados Unidos, ¿verdad que sí? Ahora bien, ¿qué sabemos de aquellos países con los que compartimos lenguas y alguna que otra costumbre? El indie latinoamericano también existe, y además merece mucho la pena pararse a escuchar a algunas de las bandas que salen de allí.

Es evidente que algunos ya lo han hecho. No hay más que ver la buena acogida que tuvieron las actuaciones en Madrid de tres de sus máximos representantes actuales: Camila Moreno, Little Jesus y Los Animales Superforros.

Vale, lo reconocemos, no hemos tenido que realizar un viaje transoceánico para poder charlar un rato con ellos, que tampoco hubiera estado nada mal. Simplemente aprovechamos su reciente visita a la capital, algo que tenemos que agradecerle (y mucho) a los chicos de la plataforma Charco.

Camila Moreno (Chile)

camila-morenoEs una veterana de la escena folk-rock latinoamericano, lleva desde 2005 trabajando en diferentes proyectos y su última referencia lleva por título Panal, nada más y nada menos que su tercer trabajo en solitario.

Hasta hace unos años en España no era muy común ver a una chica sobre un escenario acaparando toda la atención. Por suerte, la cosa ha cambiado, y mucho. ¿Ocurría lo mismo en Chile?

Quizás en Chile no era lo más común, pero sí que existían chicas haciendo lo suyo en los 90, como la Javiera Parra y La Colombina. Después llegaron la Fran Valenzuela y la Javiera Mena y, bueno, desde mucho antes la Violeta Parra.  La diferencia era que ella estaba más sola.

En tus inicios tu música se identificaba más con el folk. A partir de la publicación de Panal (2012), la cosa cambió, ¿qué ha llevado a la cantautora a mostrar su lado más rockero?

No concuerdo con estilos ni etiquetas, Panal es un disco bastante intimista. La actitud es la misma, sólo que he crecido.

Las injusticias sociales solían aparecer a menudo en tus canciones, ¿crees que la música debe estar siempre ligada a un mensaje concreto?

Creo que cada uno debe hacer lo que resuene con su verdad, creo que la música no es algo concreto. Siempre se mantiene en el plano emocional y sensorial de los humanos, ése es el misterio y la fortaleza que posee.

Suponemos que andarás trabajando en un nuevo disco, ¿qué vamos a encontrarnos esta vez?

Algo con la energía más arriba, con letras más descriptivas, con algo más de ironía y agresividad.

Dicen que, además de cantar, se te dan bien unos cuantos instrumentos (guitarra, cuatro, charango, piano). ¿Con cuál te sientes más protegida sobre el escenario?

Pues con la voz, todo lo demás es más o menos mentira.

Entre 2009 y 2012 has cosechado varios éxitos, incluyendo tu nominación a los Grammy Latinos, ¿cómo se viven todas estas experiencias con veintipocos años?

Con mucha sorpresa y también con observación. Es parte del trabajo que haces, nada más. Si mantienes tu cabeza ocupada en la música estás bien, si empiezas a mirar los adornos televisivos es fácil terminar haciendo música de entretenimiento. Eso es algo que no me interesa.

Hace poco tuvimos la oportunidad de verte junto a Tulsa y El Conjunto en Madrid, ¿era la primera vez que visitabas la capital? ¿cómo fue la experiencia?

Sí, fue la primera vez, y fue alucinante. Quedé muy energizada y contenta, la banda que armamos en España estaba con mucho fuego. Logramos entrar en un estado de comunicación con el público exquisito, eso es lo mejor que te puede pasar en un show.

Little Jesus (México)

little-jesusSe unieron porque un conocido de Santiago, el líder de la banda, necesitaba un grupo para abrir un concierto. Sin prácticamente ensayar hicieron suyo el escenario y lo pasaron tan bien que se fijaron un único objetivo: volver a tener otro show. Y ya van unos cuantos.

Os encanta tener la oportunidad de actuar, pero cuando os toca estar al otro lado, ¿qué tipo de espectadores sois? ¿Cómo se digiere el pasar de estar de público en un concierto a estar subido en un escenario casi de un día para otro?

Santiago: Todos tenemos influencias muy diferentes, hemos sido diferentes tipos de fanáticos. Yo siempre he sido muy atento, ponía mucha atención e intentaba sacar las canciones en guitarra de las bandas que me gustaban, sentir lo que ellos sentían al tocarlas, pero todos escuchamos cosas distintas. Al Chimo le gusta la música cubana, los boleros, a Medina le gusta el indie pop canadiense…

Medina: ¿El indie pop canadiense? (Bromean)

Pony: A mí todavía me encanta ir a conciertos, si soy fan de alguien voy y lo veo. Me gusta mucho la música en vivo, pero por ejemplo a Chimo no le gusta, le molesta muchísimo.

Chimo: Sí, no lo disfruto, me gusta estar al otro lado.

Pony: Pero a todos nos gusta muchísimo la música.

¿Y qué aportáis cada uno a Norte?

M: Santiago es el que hace las letras y la base de las canciones. Se junta con Truco, que es el baterista, para darles un poco de forma, y después llegamos a “jamearlas” un poco entre todos. Cada uno le va dando su toque.

P: Es muy libre, ¡es lo bueno! Hay días que no te subes pero te quedas ahí, analizando mientras todos tocan. Sacas una idea, igual funciona o igual no, pero cada cual va puliendo su parte.

M: En general, siento que Santiago tiene una idea concreta. Todo viene de ahí: la base, la estructura, la letra,…

En 2013 decíais que queríais ser vosotros quienes produjerais vuestras canciones, con vuestro propio sello, para tener más libertad al componer y preservar la libertad. ¿Habéis conseguido preservar vuestra esencia?

¡Sí! (a coro)

S: También depende de con quién quieras trabajar. Cuando buscas una productora es porque te gusta lo que hace.

C: Pero no que te lo impongan. Puede darse el caso de que te digan que tienes que trabajar con tal persona, aunque no te guste lo que haga, y la productora te lo imponga.

S: Nosotros somos muy controladores con nuestra música y nuestro trabajo. Por ejemplo, si nos mandan un flyer feo, no lo decimos y lo terminamos haciendo nosotros. Cuidamos mucho los detalles. En vez de andarle diciendo a alguien que no nos gusta, preferimos hacerlo nosotros. Tomamos el toro por los cuernos, que dicen en México, aunque seguramente esa expresión venga de acá. (Bromea)

Decís que hacéis Tropipop. ¿en qué consiste?

C: Lo acuñamos nosotros. No es lo que hacen en Colombia, es tropipop mexicano.

S: Nos preguntaban mucho: “¿Cómo definen su sonido?”. A lo que solíamos responder: “Bueno, es un pop-rock, medio tropical,…” Y llegó un momento en el que, en lugar de darle tanta vuelta, dijimos Tropipop. Pero no es lo que hacen en Colombia, el nuestro es más mexicano.

M: En Colombia no suena ni a tropi ni a pop, suena más…

T: A speed bachata (risas).

S: Lo nuestro suena más a Tropipoprock, buena onda.

Entonces, rescatáis elementos de la música folclórica mexicana.

S: Sí, muchos, gracias a Arturo, es un maestro. Él ha estudiado mucha música y sabe mucho de folclore mexicano. Por ejemplo, hay una canción que se llama “Cruel” en la que usamos unas arpas y conseguimos un sonido característico de Veracruz.

¿Hay una escena independiente mexicana o, simplemente, hay bandas que son afines y que han coincidido en tiempo y espacio?

S: Sí, sí la hay. Desde 2013 han salido muchísimas bandas. La gente empezó a tener más interés de lo normal por esas bandas, empezó a comentar por internet, a recomendar grupos, etc. Te enterabas de que iba a haber una tocada de alguien que te podía gustar y te entraba curiosidad e ibas a verlo.

P: Y miembros de esas mismas bandas nos empezamos a juntar para tocar y ayudarnos.

Entonces, hay público.

M: Sí, y hay personas que están haciendo eventos, tocadas, festivales… A los mexicanos nos gusta mucho el rock estadounidense y ellos traen a bandas gringas. Eso hace que las bandas independientes podamos tocar en esos mismos escenarios, y nos ayuda. Todo está creciendo.

P: Al mismo tiempo, hay muchísimos más medios que ayudan a las bandas independientes.

S: Hubo un boom de blogs y, de repente, cualquier banda que salía era destacada en un montón de blogs.

Os habéis impulsado bastante gracias a internet.

S: Sí, yo digo que puede ser nuestra disquera.

T: Con MySpace empezó todo eso.

S: La gente se siente muy bien cuando interactúa contigo por internet porque están seguros al 80 ó 90% de que tú vas a leer el mensaje que te mandan por Twitter o Facebook. No es como cuando mandabas un correo a la productora a ver si había suerte. Internet ayuda a crear ese vínculo con los fans. Un amigo de Truco nos aconsejó contestar a todo, así que lo intentamos, aunque ya hay tantos que es difícil.

¿Es difícil para una nueva banda empezar a rodar en México? Supongo que dependerá de las zonas …

S: Está todo bastante centralizado en el DF y depende de ti. Si consigues allí un buen show cualquier día, si tocas bien, se corre la voz. Yo estoy seguro de que las bandas a las que les va bien es porque tocan bien.  Si tienes lo que llaman hype y llenas el lugar, pero no soportas ese hype con buena música, la gente se da cuenta y no vuelve a tus shows.

P: Sí que hay lugares, aunque sea un Martes.

Los Animales Superforros (Argentina)

animales-superforrosSon psicodelia andina, esponjas musicales, folclore y samplers, flautas y guitarras, letras surrealistas. Son un grupo peculiar donde los haya que combina música tradicional latinoamericana con géneros como el pop y la electrónica.

Os definís como pop regional con instrumentación autóctona de Argentina. Y precisamente allí no habéis tenido tanto apoyo por parte de la industria.

Juan: Es distinto cómo funcionan los medios independientes allá, están bastante autogestionados. Nuestra música repercute más en blogs de fuera que en la propia industria del país.

Franco: También influye la tradición rockera de Buenos Aires, que hace que mucha gente tenga la mirada dirigida a otro tipo de música.

Juan: Pero en Argentina están pasando cosas, y se ve en una nueva forma de interpretar las raíces, mezclándolas con distintos géneros más actuales. Como Guazuncho, amigo y excelente músico que juega con samplers y géneros antiguos, Paloma del Cerro, que está buscando cantos indígenas y folclore para mezclarlo con electrónica, o Camila Moreno, que también tiene esa búsqueda  combinada con una cosa más rockera… Nosotros somos parte de esta nueva ola.

Así que hay gente interesada en una música diferente, menos convencional pero que sabe a la tierra donde se escucha.

Juan: Sí, claro. La nuestra es música latinoamericana con mirada latinoamericana. No es usar unos ritmos porque sí, hay un compromiso con donde estamos fijados.

¿Compromiso que también puede ser político?

Juan: No, es superforro. Una mirada más simple y directa de las cosas.

¿De dónde vienen las influencias de la música popular que usáis?

Franco: Depende mucho, la música simplemente pertenece al lugar. Yo de chico iba con mis papás a festivales de folclore y los odiaba, me quedaba dormido, no me gustaba para nada. Pero con 17 o 18 años empecé a escuchar unas letras de Atahualpa y pensé que era lindo. Escuchaba una cosita, no todo, somos de una generación que gracias a Internet puede estar en muchas cosas, igual les escuchaba a ellos que a Daft Punk. Mis compañeros igual, no diría que ninguno de los cinco está embebido completamente en la música tradicional.

Juan: Yo digo que no es que nosotros seamos folcloristas o no, sino que utilizamos folclore latinoamericano como parte de nuestra instrumentación y composición, también las letras. No estamos haciendo folclore como tal.

Toda vuestra música está online. ¿Cómo valora Animales Superforros la importancia de su presencia en redes sociales e Internet en general?

Juan: Es y ha sido sumamente importante. Internet es nuestro manager. Tenemos nuestro disco gratis online, que fue lo que nos abrió las puertas a muchas cosas, a conocer gran parte del mundo. Salió en la radio pública de Estados Unidos, en blogs latinoamericanos y yankees, en España… Todo ese movimiento fue gracias a Internet.

¿En Argentina encontráis oportunidades de conseguir conciertos, de poder tocar y que os conozca el público físicamente, no solo a través de la red?

Juan: Es difícil porque no hay espacios nuevos, no hay escenarios que no existieran ya para acoger lo que hacemos nosotros, la nueva ola de la que te hablaba. Pero con esta tendencia ha aparecido mucha gente joven que está haciendo ruido y montando shows. Por ahora hay pocas salas, pero está habiendo un cambio.

También tenéis proyectos paralelos a parte de Superforros. ¿Cómo os retroalimenta de cara a vuestro nuevo trabajo Córdoba es mi Europa?

Franco: Somos muy esponjas.

Juan: Todo se vincula a la música. Ponerte en contacto con más gente es súper importante.

Franco: Además los Superforros nos lo planteamos como un proyecto sin límites, está abierto a una influencia constante de todo. Nos viene genial estar con otra gente, conocer otra música. Por ejemplo, en el disco nuevo hemos incluido ritmos neoafricanos y hay una balada, Superforros tiene una libertad muy positiva. El abordaje musical es desde muchos lugares, muy abierto. Es lo divertido.

En los últimos años muchas bandas nuevas se han beneficiado en España del boom de festivales estivales para darse a conocer y abrir nuevos vínculos musicales como mencionabais.

Franco: En Argentina está habiendo cada vez más música en directo. Poco a poco aparecen nuevos festivales pero en realidad nosotros todavía no entramos en ese circuito. Además no pasa a nivel nacional, está muy centralizado en la capital y ciudades como La Plata, donde se concentra la música. Siempre fue así, aunque haya cositas en otros sitios, casi todo lo que ocurre a este nivel es allá.

Juan: Con gente como Rocktails o Indiefolks sí estamos más presentes. Aunque todavía esté muy nuevo, está sucediendo, está cambiando.