En esta ocasión, las huellas del camino nos llevan hasta Pontevedra. Allí nos encontramos con el infatigable Daniel Moure, que volvió hace unos años a la tierra que le vio nacer tras una larga temporada en Madrid que le llevó a crecer como artista tras curtirse en varias bandas de la capital. Su nuevo proyecto se llama Gold & Colt y a nosotros nos ha conquistado con apenas cuatro canciones.

Si no me equivoco Gold & Colt venís a ser Dany Moure y Roberto Fernández, pero me da a mí que esto no es sólo cosa de dos. 

Ya hace un año se unieron a la caravana Michi Castro y Juyma Estévez, los dos son músicos experimentados. Michi, por circunstancias de la vida, llevaba un montón de tiempo sin tocar y fue él quien tomo la iniciativa proponiéndonos unirse. También fue él quien trajo a Juyma, un músico hiperactivo con una experiencia brutal en distintos estilos, aunque es en el jazz donde se ha forjado.

Ya puestos, ¿de dónde vienen vuestros apodos?  

Si te digo la verdad, no lo recuerdo muy bien, pero el nombre siempre me ha evocado al oeste americano. Ya sabes, minas y fiebre por el oro, duelos con pistolas Colt, por supuesto, y, por otra parte, negocios más bien turbios.

Hechas las presentaciones, vamos a centrarnos en vuestras canciones. Los orígenes de Gold & Colt están en la música de raíces norteamericana, principalmente el blues y el folk. ¿De dónde os viene esa pasión por estos sonidos? 

Rober y yo siempre hemos coincidido en gustos musicales, sobre todo en el blues y el folk. De hecho, los dos tenemos un referente en común que es John Lee Hooker, que nos apasiona. A mí me influyeron muchísimo mi padrino y mi tío a la hora de oír música, aunque creo que si eres curioso y te apasiona este mundo, con los medios que hay ahora, puedes llegar a músicos y canciones de una forma que antes era inimaginable.

Es curioso, pero en Galicia, al menos en los últimos años, hemos visto nacer un buen puñado de grupos que han rebuscado en los mismos baúles que vosotros. A bote pronto, se me vienen a la cabeza Sugar Mountain, Dixie Town, The Grave Dolls,… aunque es evidente que cada uno interpreta el blues a su manera. 

La verdad es que sí, pero yo creo que siempre ha estado ahí esta música. Ni Sugar Mountain ni Dixie Town son nuevos en esto, por supuesto, creo que simplemente ahora hay más voluntad por parte del público a escuchar cosas distintas. En Galicia hay, en general, un nivel musical muy interesante, lo ha habido siempre.

Podríamos decir que “Hold it on” ha sido vuestra carta de presentación. A mi juicio, te engancha desde el primer arpegio y consigue, a pesar de huir de la complejidad, que no te canses jamás de oírla. ¿Crees que es la canción que mejor os representa? 

No sé si es la canción que mejor nos representa pero si es la más antigua, la llevo conmigo desde hace muchos años, aunque hasta ahora nunca me había sentido tan satisfecho con una interpretación como la que ha salido. Como dices, es una canción que no es compleja, aunque su estructura sí es extraña. Lo que sí es seguro es que, personalmente, creo que combina a la perfección la mezcla que pretendemos conseguir entre el folk-country y el blues.

The hammer”, vuestra canción más reciente, habla de barras de bar, de cruces de caminos y de esos momentos en los que tenemos que pararnos para hacer examen de conciencia. ¿Os ocurre muy a menudo? 

Los cruces de caminos son decisiones que, aunque al final no te marquen, si eres una persona intensa, los ves como algo casi infranqueable en el momento. Las barras de bar son bastante constantes en nuestras vidas (risas) y los exámenes de conciencia deberíamos hacerlos más a menido, supongo que como todo el mundo.

Tu voz es muy característica, no estamos acostumbrados a esos tonos tan graves. Supongo que estarás harto de oírlo… 

Sí, en mi defensa he de decir que jamás la fuerzo, cosa que me insinúan muchas veces. Cualquiera que mantenga una conversación conmigo se puede dar cuenta de que no estoy faltando a la verdad.

Doy fe de ello. Y me da a mí que esa voz no se forja en el conservatorio,  ¿cuál es el secreto? Te habrá llevado años romperla de esa manera. 

Pitillear, las famosas barras de bar de las que hablábamos antes,… esa es la parte romántica del asunto. La más realista puede que tenga más que ver el que sea un asmático perdido (ya sé que no debería fumar).

Vuestro perfil en Bandcamp nos ha venido genial a nosotros y a otros muchos para poder conocer lo que hacéis. No obstante, nos gustaría poder escuchar pronto vuestro LP. ¿Tiene fecha de salida? 

Nuestra intención es consolidar esto y seguir trabajando en los temas nuevos con la intención de poder hacer un buen LP. Pero, poco a poco , que las prisas, ya se sabe…