El pasado miércoles 3 de abril, mientras en la calle llovía, manteníamos una interesante charla con José Luis Quirós, miembro de Mestizo Producciones, organizador del Gijón Sound.

Esta es la séptima edición, ¿cómo analizarías el pasado, el presente y el futuro del festival?

El pasado nos ha servido para asentar lo que es el proyecto o la idea del festival, aunque hemos quitado la palabra  “festival” y nos hemos quedado solo con Gijón Sound. Por lo que pretendemos es que sea un encuentro vertebrador y un encuentro que dinamice la ciudad. Y explicar ese concepto en el cual las personas normalmente estamos habituados a ir a unos espacios en donde se celebran eventos es complicado porque nosotros lo que proponemos es que sea la ciudad la protagonista y donde se celebre todo el evento a través de diferentes espacios y recintos. Lo importante es que Gijón Sound sea un dinamizador, teniendo como inspiración la cultura en general.

¿Cómo se sitúa el Gijón Sound ante la visibilidad que estamos ganando las mujeres en muchos campos?Porque viendo vuestro programa de Gijón DeMuestra hay varias charlas en torno a la mujer. Buen ejemplo de ello son la conferencia “Fans, groupies y otras comunidades femeninas en torno a la música popular” o la mesa redonda “Confesiones de una groupie”, concepto que siempre ha tenido una connotación negativa.

Precisamente la hemos hecho por eso, es una de las colaboraciones que tenemos con la Universidad de Oviedo. Y es que, a través de ese eje vertebrador y dinamizador de la ciudad, lo que pretendemos es buscar instituciones, marcas, organismos o asociaciones que colaboren con esa transformación y que nos ayude a plantearnos cómo queremos que sea la ciudad del futuro. Nosotros amamos Gijón, somos asturianos, queremos vivir en Gijón y creemos que es importante replantearse desde este punto de vista cómo queremos que sea la ciudad en la que vamos a vivir. Este año, nos detenemos en el papel de la mujer. Hemos invitado a la oficina de Igualdad del Ayuntamiento de Gijón ha participar, a que nos dé su visión. La verdad es que me parece muy interesante. Ya están hartas de charlas, lo que se trata es de hechos, lo que hace falta es que realmente esa visibilidad sea real y dejemos de contar cosas para empezar a hacer cosas.

Entiendo que estás temáticas que tiene el evento se irán sumando año tras año.

Nosotros cuando hablamos de temáticas lo hacemos con la idea de que se incorporen y se queden dentro de lo que es el evento. Este año vamos a seguir hablando de movilidad, el año que viene queremos plantear otra temática, pero también queremos seguir con las temáticas planteadas en los años anteriores. Temáticas que creemos que son importantes en la época en la que estamos viviendo. No hay mejor sitio para celebrar un evento así, a nuestro criterio, que la propia ciudad en la que se está desarrollando, para que la ciudad se contagie. Al final los eventos de estas características, a nuestro criterio, no solo han de ser muestras, sino también inspiración para hacer cosas. Si nosotros conseguimos colaborar con un montón de gente, estamos inspirando a mucha gente para que colabore y haga otras cosas. Por lo tanto, estamos creando una manera de entender la ciudad. Y un evento de este tipo no solo es ir a ver a un artista, sino también la inspiración que te causa ver a ese artista, de ahí la importancia que tienen los espacios reducidos donde la conexión con el artista es mucho más íntima, más cercana. Lograr transmitir esto es muy complicado porque cuando cuentas esto muchas veces la gente no lo entiende.

Sí, es que es muy filosófico el planteamiento. Tenéis una gran cantidad de actividades extra musicales, ¿creéis que quien va a los conciertos también tendrá tiempo para disfrutar de estas propuestas?

Al final, a nosotros siempre nos gusta decir que venir al Gijón Sound no es solo es ver nuestras actividades, sino que también potenciamos el “love festival”. La gente que contraprograma actividades lo que hace es unirnos a todos en lo que nosotros llamamos la ciudad marca, en este caso Gijón/Xixón. Si queremos que alguien venga de fuera tenemos que llenarlo de actividades o de planes que puedan hacer. Nosotros, por el hecho de traer un artista, no vamos a mover a nadie de Madrid ni Barcelona. Porque allí ya han visto a todos los artistas, tienen festivales con presupuestos inimaginables, tienen la posibilidad de contratar a esos artistas,… Por ese motivo nadie va a venir, pero si nosotros hacemos una oferta de experiencia en la ciudad sí que cabe la posibilidad que la gente nos visite. Además, lo que conseguimos es dotar de contenido la marca Gijón/Xixón en el sentido que la dotamos de cultura, sociedad, innovación y cuando la gente hable de Gijón tendrán todos esos conceptos en su cabeza y hará que la gente venga y se fije en la ciudad y por ende en Asturias.

Este año estrenáis el festival Festinfante, ¿de dónde surge la idea?, ¿cómo os habéis planteado este proyecto?

Básicamente, porque es muy importante la renovación de público y la renovación de nuevos artistas. Vivimos en el mundo del algoritmo en el que solo encuentras lo que te gusta, entonces es importante ver también lo que no me gusta porque eso te hace plantearte cosas. La renovación de la escena es algo que nos preocupa y creemos que es muy importante la renovación de la escena desde los nuevos públicos y desde las nuevas bandas, de ahí que hayamos hecho algo específicamente para los jóvenes. Va a ver dos actuaciones, FestyKids y Las Eléctricas, que es un grupo local de niñas muy jóvenes. Es también una manera de que los críos vean en el escenario a gente de su edad y se sientan identificados. Nos parece un proyecto fascinante. Al final participar en una banda o en un grupo nos hace participativos y personas participativas con capacidad crítica, que es un poco lo que creemos que esta sociedad demanda.

Y de las actividades extra musicales, ¿cuál destacarías?

Las hay muy variadas. Todo el tema que hemos hecho con la Universidad me parece muy interesante, sobre todo en la reflexión que hacen sobre lo que comentábamos antes, el papel de la mujer y los roles que se les ha ido dando a las mujeres y cómo ha cambiando todo eso. Me parece muy importante tenerlo en cuenta. Luego vamos a tener la oportunidad de ver a Alfonso Varela, que ha participado en dos películas que tienen dos Óscar, que es de aquí de Gijón y que nos viene a hablar de la animación en 3D. Tener la oportunidad de escucharle, siendo un referente que ha salido de aquí y lograr lo que él ha logrado, me parece más que interesante y, sobre todo, inspirador. Tenemos al Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX), que proyectará un documental sobre los Doors, que nos parece brutal. También todo lo que tiene que ver con la movilidad con 30 días en bici. Y luego tenemos dos más que me parecen muy interesantes… ¡Y casi lo estoy diciendo todo! (risas)

Y luego están los conciertos gratuitos, donde hemos observado que hay propuestas muy interesantes…

Tenemos una parte, que es la sesión vermú, que todos los años ha funcionado muy bien y nos gusta hacerla, en el escenario Mahou, ahí en la Plaza del Ayuntamiento. Y luego también tenemos actuaciones en lo que es Gijón DeMuestra, básicamente para que no solo sean charlas y talleres, y tener así la posibilidad de escuchar nuevas músicas. De hecho con FamePoétika repetimos, el colectivo asturiano de poesía, que hacen timbas poéticas en donde tocará el grupo asturiano San Jerónimo.

Leyendo e investigando sobre el festival encontré una entrevista de la edición del 2015, en donde decías, que había que apoyar a los grupos emergentes, ¿creéis que la función de vuestro evento es dar a conocer nuevos grupos o simplemente traer cabezas de cartel sobradamente conocidos?

En la medida de nuestras posibilidades nos gusta abrir la propuesta, no repetir estándares. Sobre todo nos gusta tener la sensibilidad de dar la oportunidad a los grupos locales, y ya que hay un evento que se celebra aquí, que tengan la oportunidad de darse a conocer y de mostrar su propuesta. Nos gustaría ser más ambiciosos y  esperamos que en un futuro, si logramos que crezca el presupuesto, podamos resaltar aún más este concepto. Hemos de ver a la industria como motor económico. Me gusta mucho hablar de la industria cultural y no entender la industria de la música como ocio, cuando a mí siempre me gusta vincularlo a la industria cultural porque genera riqueza, muchos tipos de riqueza, no solo económica. Y es importante poner ese tipo de cosas en valor para darnos cuenta de la potencialidad que tiene la industria musical. Yo siempre pongo el
ejemplo del Reino Unido, donde los grandes artistas pop son todos Caballeros del Imperio Británico, y no lo son por lo guapos que son, sino por la importancia que han tenido culturalmente y en el PIB británico.

No obstante, para esta edición habéis contado con grandes figuras como Rufus Wainwright, La Casa Azul, Dorian Wood, Rozalén,…

Hay un montón de gente de calado, pero quiero decirte que más que obcecarnos en traer a los grandes nombres, tratamos de que haya un equilibrio, pero sobre todo intentamos potenciar lo de aquí. Porque, insisto en esa idea, lo local es lo que vende en el mundo global.

¿Y qué sería imperdonable perderse?

Creo que no deberías perderte a Rufus ni a Dorian Wood, que hace un homenaje a Chavela Vargas. Estuvo en el Patio de la Favorita hará unos cuatro años, con otro espectáculo, y se te ponen los pelos de punta, por que el tío es brutal. Santero y los Muchachos es un vermú, lo digo por poner algo gratuito, que no solo queremos vender tickets (risas). Sumisión City Blues, que son un grupo vasco que se retira, es una oportunidad brutal de verlos. O los Fleshtones, que han estado varias veces. En la otra sesión vermú están los Stone Fundation y Jungle by Night, que tampoco hay que perderse,…

¿Creéis que estáis ubicados en el mapa de festivales?

Este año salió un reportaje en El País sobre festivales que hacían ciudad y nombraban a uno en Berlín y a otro en Ámsterdam. Hace tres años que empezaron y nosotros empezamos hace cinco, haciendo un festival de hacer ciudad. Se lo comentamos a El País y nos pidieron perdón, ya que era cierto que se habían olvidado de nosotros. Y luego, claro, estas ciudades tienen unos presupuestos con los que nosotros no contamos, y el estar en la periferia, fuera de lo que son las grandes ciudades que lo devoran todo (Madrid, Barcelona, Bilbao,…) hacen que quedemos un poco ahí… De ahí la necesidad de unirnos, de colaborar,… Si lográsemos colaborar llamaríamos la atención de todo el mundo. “¿Qué está pasando ahí?” “¿Por qué esa gente está construyendo esto?” Nuestra propuesta es: “Ven y ayúdanos hacer algo, lo que sea”.

Hay mucho pueblerismo y catetismo entre las tres ciudades (Oviedo, Gijón y Avilés), y yo esto tiendo a verlo como una gran ciudad.

Totalmente. Somos barrios de Asturias y así no tenemos ningún tipo de pelea. Somos una marca de rango superior. Gijón tiene unas posibilidades muy grandes porque es una ciudad muy agradable para vivir. Tienes el mar, la montaña la tienes muy cerca, tienes un entorno increíble,… Te puedes meter en el agua a hacer surf y en 45 minutos estar esquiando… Es algo que en otras partes del mundo es inimaginable. Es una ciudad llana, que te invita a pasear, muy relacionada con la cultura, amigable, abierta, con una oferta gastronómica importante, eso es lo que nosotros intentamos poner en valor y es lo que tratamos de vender a través de Gijón Sound.

¿Cuánto queréis crecer?

Queremos crecer en la medida en que la ciudad nos deje y lo admita. Nos gustaría llegar a los barrios, el límite es la infraestructura de la ciudad. Otra cosa que nos ha encantado es la Federación de la Asociación de Vecinos nos ha llamado para colaborar, porque les gusta el proyecto de ciudad. Que los propios vecinos de Gijón te llamen para colaborar, que se sientan partícipes… De hecho van a participar en charlas, van a proyectar el documental que rodaron ellos: “Mujeres que cambiaron tu vida”. Nos pareció muy interesante no solo el darle cabida dentro del encuentro, sino el hecho de que la federación habla de la mujer, que es temática de este año.