Los amantes de la nueva ola de músicos americanos están de enhorabuena. Y es que Matthew E. White, con su melena y su pinta de modosito y bonachón viene a visitarnos para darnos lo que esperamos que sea una buena lección.

El temario estará principalmente sacado de su recientemente publicado Fresh Blood, su segundo y último trabajo en el que el de Virginia vuelve a jugar con el soul, el rock, el funk y hasta el gospel. La cita será en la sala El Sol mañana mismo, a eso de las 20:30 de la tarde.

Una hora perfecta, cuando el sol comienza a ponerse, para ver qué nos trae el bueno de Matthew.