A sus 32 años, ELE tiene a la crítica especializada a sus pies. Y What night hides, que muy pronto lo vais a poder encontrar en las plataformas habituales, no va a hacer otra cosa que acrecentar esta opinión generalizada. Lo ha grabado en los míticos estudios de Abbey Road (Londres), uno de los estudios más importantes de la historia de la música, y el resultado es simplemente maravilloso. Lo comentamos con la responsable de estas docena de bellas canciones aptas para todos los públicos.

En el momento de escribir este cuestionario suenan las canciones de What night hides, tu segundo trabajo. He de decir que, independientemente de las preferencias de cada cual, suena de fábula. ¿Quién ha tenido la culpa?

Muchas gracias, pues la culpa es de Pablo Cebrián, Iñaki de las Cuevas y el equipo de Abbey Road .

Ya sabía yo que algo tendría que ver eso de haberlo grabado en Abbey Road. ¿Impone mucho traspasar la puerta del mítico estudio londinense?

El primer día entramos todos emocionados pero también con cautela, ¡con mucho respeto a la hora de tocar las cosas! La verdad, fue muy emocionante para todos.

El tema de la noche siempre ha sido muy recurrente, y no hablo solo de en el mundo de la música o la literatura. ¿Qué esconde la noche para Elena Iturrieta?

Activación, inspiración, creatividad. En este caso ha escondido todo un disco, 12 temas que podían aparecer en cualquier momento del día pero que tomaban forma siempre de noche. Me gustan esos momentos, estoy tranquila y las horas pasan sin uno darse cuenta. Siempre compongo de noche.

Siguiendo con la noche. ¿Cómo te dio por incluir “Nocturnal” en este nuevo trabajo? ¡Es una locura! Entiendo que eres tú quien canta…

Pues es una canción que compuse para mi madre. Era su cumpleaños, lo íbamos a celebrar en directo,… Y la noche antes me vino este interludio. Siempre he querido cantar ópera, y me hacía mucha ilusión incluir mi voz haciendo que lo cantaba (risas).

El disco está plagado de buenas canciones, pareciera que te sobran los hits. ¿Te consideras muy perfeccionista?

Gracias, ¡me considero totalmente perfeccionista! Lo he sido siempre desde muy pequeña. Hay momentos complicados que llegan a ser obsesivos, hasta que uno se para y se pregunta: ¿me compensa? La respuesta es siempre no; lo mejor es hacerlo lo mejor que uno puede porque la perfección no existe o nunca se va a alcanzar (siempre veré alguna cosa que no me cuadra o que podría haber hecho de otra manera). Pero hay que parar, y es así como te das cuenta que realmente está todo precioso, como lo tenías pensado y ya está.

Sé sincera, ¿cuántas canciones se han quedado fuera?

Dos. Pero si hacemos reedición, quién sabe, puede que tengan hueco, aunque ya hay cosas nuevas en mi cabeza y tengo ganas de enseñarlas.

Cuando escuchas eso de “la gran esperanza del soul español”, ¿qué sientes? Sobre todo teniendo en cuenta que lo dice un medio como Rolling Stone…

Me siento agradecida; siempre que dicen algo bonito del proyecto de uno es positivo. La Rolling es un medio muy respetado musicalmente y agradezco siempre que los medios se hagan eco de lo que hacemos.

Summer rain, tu debut, nació con cero pretensiones. Tu intención era componer una serie de canciones para que tus familiares y amigos las escucharan en el coche. ¿Qué expectativas tienes con este nuevo trabajo? Espero que sean más altas…

Pues, sinceramente, sigo teniendo la misma meta. Lo único que ha cambiado es que la familia musical ha crecido, ya no sólo son mis padres y amigos, sino un público que nos ha ido apoyando a lo largo de los conciertos que venimos haciendo y que esperan con ganas este segundo trabajo. Es algo precioso para nosotros, no lo esperábamos porque, sencillamente, nos hemos dejado llevar. Con éste tenemos la misma mentalidad: disfrutar de todo lo que nos traiga, que a día de hoy ha sido ya mucho. Teníamos un equipo de gente increíble, pues ahora se ha sumado más gente que cree en el proyecto y, lo mejor, que lo disfruta al igual que hacemos nosotros. No puedo pedir más, sólo poder disfrutar de los nuevos temas en directo, disfrutar de lo que venga.

Si ese primer disco te sirvió para tocar en el SXSW de Austin, ¿a dónde pretendes llegar con estas nuevas canciones? Cuéntanos cuáles fueron tus sensaciones al salir ovacionada de un festival de esta magnitud.

Con ganas de volver a Austin. Fue algo muy bonito, una experiencia que nos llegaba de casualidad y comenzando a dar a conocer el primer álbum. Sería estupendo poder volver, lo intentaremos. Y claro, también me encantaría salir fuera y hacer alguna pequeña gira por otros países. ¡Quién sabe!

Teniendo en cuenta que ELE es, ante todo, una gran voz, un piano omnipresente y un fuerte componente melódico, ¿eres consciente de que vas a conquistar a todos los fans de Amaia Romero? Fuera de bromas, ¿qué opinas del fenómeno que ha protagonizado esta mujer? Ha conseguido conquistar tanto a los seguidores de OT como a sus detractores.

Gracias de nuevo por tus palabras. Es bonito ver a chicos ilusionados, con talento y ganas de disfrutar de la experiencia. No he seguido el programa pero es inevitable no haber oído de ella. Sólo espero que pueda hacer lo que ella quiera, su estilo, su música y que pueda perseguir su sueño de la manera más real posible.

El próximo 12 de abril estarás presentando What night hides en Madrid. El día anterior nos deleitarás con un acústico a la gente de prensa. ¿Cómo se siente más cómoda ELE?

En ambos contextos, los dos tienen su magia para mí. Tengo la suerte de rodearme de una banda increíble, músicos/amigos con un talento infinito que juntos disfrutamos haciendo música, que nos puede llevar a sitios muy diferentes cada concierto. Yo me dejo llevar y ellos me siguen. Eso es algo muy bonito. En los conciertos tengo un momento también sola, donde hablo con el público, le cuento mis cosas y, de nuevo, me dejo llevar. Nunca hay un concierto igual a otro. Mis canciones se transforman cada vez que las toco o tocamos. Es puro cada vez.

¿Y con el tema del idioma? A juzgar por tus nuevas canciones lo más normal sería pensar que a día de hoy te decantas por el inglés…

Me siento cómoda con él, lo uso a diario y me rodeo de él desde que soy muy pequeña. Eso sí, siempre intentando mejorarlo, porque todos los idiomas hay que trabajarlos. Pero sí, lo cierto que en estos momentos sigo sintiéndome muy a gusto con el inglés. Aunque siempre cae algún tema en castellano en los directos que he compuesto para alguna ocasión o dentro de algún contexto.

¿Algo que quieras añadir antes de convertirte en la responsable de uno de los discos del año?

(Risas) ¡Quién sabe! Pero de nuevo, ¡gracias! Encantada de charlar contigo y agradezco el cariño de las preguntas y el que has puesto al escuchar el disco. A los lectores decirles que les esperamos el 12 de abril en el Teatro Nuevo Apolo, que si quieren pueden seguirme en redes y cotillear mi página www.elemusica.com y que espero que disfruten con What night hides tanto como nosotros lo hemos hecho.