Los californianos han estado de visita en nuestro país y no hemos podido resistir la tentación. Adam Stephens y Tyson Vogel son una de esas fantásticas bandas compuestas por sólo dos integrantes. Llevan tocando juntos desde los 12 años y se complementan como si fueran gemelos, no hay más que deleitarse con el flamante We are undone.

El título de vuestro nuevo trabajo, We are undone, es muy sugerent, sobre todo teniendo en cuenta que es vuestro quinto trabajo de estudio. ¿Qué nos vamos a encontrar?

Puede ser entendido como un esquema o una retransmisión de nuestra diferentes emociones. Usamos el disco como una matrona para dar a luz  y poder así liberar nuestro enfoque de la verdad. Nos inspiramos en la vida y lo que experimentamos en ella mediante la interacción con los demás.

¿Cómo ha sido trabajar con Karl Derfley y qué os ha aportado?

Karl es un ser maravilloso con un talento y un oído especial para los detalles. Se trata de detalles que están ahí pero que no siempre pueden manifestarse literalmente, deambulan por la sala. Deja su sello como si se tratase de un alquimista.

Vuestro espectro musical abarca muchos géneros. ¿En cual de ellos os sentís más cómodos?

Nosotros preferimos no poner límites a nuestro estilo. La música va más allá del lenguaje y tiene muchas formas de expresión a la hora de plasmar las diferentes emociones vitales. Siempre hemos estado interesados en ahondar y llevar más allá las formas de expresión que hemos aprendido de forma natural.

Siempre es interesante conocer a bandas compuestas por sólo dos integrantes. ¿Que seáis sólo dos en el tiene más ventajas o inconvenientes?

La química de cada banda es única, esa es la razón por la cual la música es así de potente cuando por un grupo de personas a conciencia. Todos sentimos la misma presión pero esto se puede acentuar de forma diferente, en función del número de componentes de la banda. Estamos seguros de que una banda más numerosa tiene que trabajar el doble para no perder la perspectiva. Este es nuestro reto diario, pero es probable que tengamos más control directo sobre el sonido y a dónde nos lleva al ser sólo dos. No nos consideramos diferentes a otras bandas, pero el enfoque cambia por el hecho de ser sólo dos componentes.

Lleváis desde los 12 años tocando juntos. ¿Cómo se lleva eso de conoceros tan bien? ¿Son sencillos los procesos creativos entre los dos?

La química y entendimiento ya es parte de nuestro tándem. Es más, es algo que va creciendo con el paso del tiempo y conforme experimentamos más vivencias juntos.

El single “Incidental” está sonando bastante en la red y tenéis casi 20.000 seguidores en portales musicales. ¿Estáis contentos con los resultados que estáis obteniendo por parte de vuestros fans?

Nos sentimos muy honrados por nuestros fans, todos estamos juntos en esto. La música no es algo unidireccional, tanto los músicos como los oyentes son necesarios. Lo pasamos genial ambas partes y pensamos que este “matrimonio” es el primer paso y objetivo para llegar al “éxtasis”.

Tuvimos la suerte de teneros en nuestro país en 2012. ¿Qué podéis contarnos de aquella visita?

Nos sentimos afortunados de poder visitar España e interactuar con su gente y sus paisajes hace tres años. Poder llevar nuestro “ruido” a otro país con una historia y cultura tan potente, nos emociona. A España y nuestros fans los llevamos muy cerca del corazón, su manera de sentir y su “duende”.

¿Cómo definirías vuestro directo?

En nuestros conciertos lo que te encuentras es a dos seres expresando sus verdades por medio de sonidos contundentes y suaves, todo ello mezclado con sangre y sudor.

Nos gustaría que nos hablarais de alguna de qué es lo que os inspira a la hora de meteros en el estudio.

Nos inspiramos en la esencia de las cosas, cada canción es diferente y requiere su propia magia. El estudio es la fuente en la cual las canciones se forman, pasan de ser algo intangible o etéreo a “realidad”. Todo esto da a luz nuestras canciones tomando como referencia la naturaleza, como lo haría un recién nacido.

A continuación, los 5 artistas culpables de que Adam y Tyson se hayan dedicado a la música…

 

John Fahey – In Christ There Is No East Or West

Woody Guthrie – Howdjadoo

Nirvana – Gallons of Rubbing Alcohol Flow Through The Strip

Elvis Perkins – Hours Last Stand

The Breeders – Oh!