Charlamos con Paul Janeway, líder y vocalista de St. Paul and the Broken Bones, un grupo de soul a la antigua usanza. Procedentes de Alabama y orgullosos de sus raíces sureñas de los 50 y 60, miman cada detalle en su álbum debut Half the city, producido por Ben Tanner, uno de los integrantes de Alabama Shakes. Próximamente estarán de gira por nuestro país y tendremos el placer de deleitarnos con ese sonido tan puro que les acerca a los grandes del género. Todo un lujazo.

Nos llama mucho la atención el hecho de que siete hombres hechos y derechos acaben formando uno de los grupos de soul del momento.

Bueno, Jesse (el bajista) y yo somos amigos desde hace tiempo y siempre nos ha encantado la música soul. Él conoció al resto de la banda mientras tocaba en otros grupos, así que se puede decir que todos nos conocimos gracias a él.

Has dicho en algunas entrevistas que hasta los 18 años querías ser predicador. ¿Y el resto del grupo? ¿Qué querían ser antes de acabar con los huesos rotos?

El resto del grupo también tiene relación con la iglesia. Sin embargo creo que soy el único al que se le había pasado por la cabeza ser predicador. Siembre había querido ser cantante, pero pensé que no era factible. Hasta que de repente apareció este grupo, mientras estudiaba contabilidad.

Half the city está teniendo muy buena acogida. Cuando escuchamos vuestro álbum por primera vez, no nos dio la impresión de estar escuchando a un grupo moderno experimentando con el soul. Sonáis como los grupos de antes.

Bueno, gracias. Todo se hizo en directo y analógico en el estudio, como si hubiéramos vuelto atrás en el tiempo.

¿Cómo pueden unos chicos tan blancos lograr un sonido tan negro?

Creo que la música soul es el sonido de un grupo variado de gente. Negros, blancos o morados, todos adoran son la música soul. Estaban los Swampers in Muscle Shoals en Alabama, Booker T & MGs en Memphis. Esta es la gente a la que admiramos.

El álbum se llama Half the city, ¿de qué mitad de la ciudad sois vosotros?

Bueno, esto viene por una frase que dice “poblé la mitad de la ciudad y todavía no puedo encontrar amor”. Así que vengo de la mitad de la ciudad que no poblé.

¿Cómo ha contribuido Ben Tanner (Alabama Shakes) como músico y productor en el álbum?

Él ha hecho un trabajo fantástico. Nos ha llevado en la dirección correcta y nos ha permitido hacer el álbum que queríamos hacer. También ha contribuido en los coros y teclados en un par de canciones. Ben se ha salido.

En marzo estaréis en España. ¿Será tu primera vez? ¿Qué esperas encontrarte?

Será mi primera vez. Sólo he oído cosas buenas de España, así que esperamos sonrisas y buena compañía.

¿Sigue estando el vínculo entre música y religión tan presente en Alabama ahora como solía estar en el pasado?

Seguramente no tanto como solía ser para mí. Creo que sigue presente en pequeñas comunidades y todavía hay grandes cantantes que salen de las iglesias. La religión cristiana está muy presente en Alabama, pero creo que ahora se centran más en la política que en la música.

En los últimos años, estilos musicales como el soul, el rhythm and blues o el gospel se están haciendo cada vez más populares gracias a artistas como Alabama Shakes, Charles Bradley, Eli Paperboy Reed o vosotros mismos. ¿Crees que es algo temporal, o vamos a poder disfrutar de vuestra música muchos años?

Nada es para siempre, excepto las grandes canciones. Creo que el soul tiene todavía potencial para producir grandes canciones. Pienso que a eso es a lo que aspira todo el mundo. No importa el tipo de música al que te dediques, el objetivo es la inmortalidad.

Imagino que las estanterías de vuestras casas estarán llenas de joyas de los años 50, 60 y 70. Si tuvieras que elegir una compañía discográfica de discos, ¿cuál sería?

Soy sin duda un chico Stax. También me encanta Goldwax de Memphis. ¡Uf! Esto es como tener que elegir un favorito entre tus hijos.

Entonces, vamos a cambiar de tema. ¿Cuáles son vuestras principales influencias?

Encuentro una tonelada de influencias en Otis Redding, Sam Cooke, Al Green, Marvin Gaye y O.V.Wright. También nos han influenciado Joe Ligon, Prince, Tom Waits y Nick Cave, entre otros.

Ahora todo el mundo está haciendo listas con lo mejor del pasado año. ¿Podrías recomendarnos una par de álbumes del 2014?

Me encantó el nuevo disco de Sharon Van Etten y también el de Sean Rowe. Por último, el nuevo de D’Angelo es maravilloso.

No te pierdas la playlist de St. Paul & The Broken Bones “10 canciones afroamericanas”