Es probable que no te suene de nada el nombre de Max Meser. Pero estaría bien que le dieras una oportunidad por dos motivos. El primero es que tiene dos discos, Change (2016) y Pictures (2017), que merecen la pena ser escuchados, sobre todo si eres amante de las melodías y lo tuyo son los sonidos puramente sesenteros. La otra razón por lo que te tienes que plantear seriamente escuchar a Max Meser es que muy pronto estará visitando nuestro país acompañando a The Strypes. También podríamos intentar convencerte argumentando que Paul Weller lo apadrina, pero no creemos que haga falta.

Pictures es la última referencia de Max Meser. En la portada de este disco apareces con una cámara de fotos, ¿te atrae la fotografía?

Sí, no soy un gran aficionado pero me gusta hacer fotos. Me recuerda que a veces hay que mirar la vida desde otro angulo.

¿Y haces tan buenas fotos como canciones?

No tan buenas, pero sí que se me da bien… Aunque creo que lo más importante es disfrutar cuando se crea algo.

“She”, “Love” y “Moth situation”, por citar algunas, suenan de fábula y han convencido incluso a Paul Weller. ¿Qué sentiste al verlo posar con tu primer trabajo?

Fue un honor y me sirvió de inspiración y una motivación para seguir haciendo lo que hago, por muy difícil que pueda resultar hacerlo en esta época en la que vivimos.

Si no me equivoco, en esta aventura te acompaña alguien… ¿Cómo os ponéis de acuerdo Isaac Wadsworth y tú a la hora de componer?

Siempre es diferente, algunas veces es él quien compone y yo le ayudo a acabar la canción y otras es al revés. Las mejores canciones, creo yo, son las que escribimos juntos. Es el caso de “Mr. Jimbo” o “Broomstick man”.

The Strypes, Miles Kane, Jake Bugg,… ¿con qué artistas actuales te sientes más identificado?

Personalmente con ninguno, aunque hay varias bandas actuales que me gustan, como las mencionadas y Temples, Pond, The Moons, etc.

¿Y de los de antes? Supongo que The Kinks, The Who, The Beatles, The Yardbirds…

Todas esas y muchas más. Hay tantas bandas que siempre te dejas un par sin mencionar. Pero al final del dia la  buena música es buena música. Da igual el estilo, el año o el nombre de la banda.

¿Qué fue lo que te impulsó a cambiar Barcelona por Ámsterdam hace 5 años?

Pues fue el no encontrar curro, no tener dinero y estar muy aburrido. Me salio un concierto en el Record Palace por Record Store Day y compré un ticket de ida solo. Aquí en Ámsterdam me salió todo redondo y por eso sigo aquí tocando y currando en esa misma tienda de discos (Record Palace). No obstante, ahora tengo muchas ganas de ir de gira por la península.

Sin duda fue una decisión que en lo musical te ha venido de perlas. Fue llegar y empezar a trabajar en Change, tu álbum debut. ¿Fue tan sencillo como parece?

No. Los primeros dos años fueron de currar, ahorrar y tocar 5 o 6 veces a la semana en pubs, clubs, jam sessions, open mics, pequeños festivales locales y cosas así. Luego conocí a mi manager en un “livingroom concert” y a partir de ese momento empezaron a ocurrir cosas más serias. Aunque yo nunca me tomo las cosas demasiado en serio.

Hace poco estuvisteis tocando en Bilbao (BIME Live). ¿Cómo fue la experiencia?

Pues muy buena y productiva. Tocamos en acústico con Isaac en Radio Euskera y el concierto en el festival fue bien. Me sorprendió encontrar ya fans en nuestro primer concierto en España. Tengo mucha curiosidad por lo que nos vamos a encontrar en Madrid y Barcelona.

No sé si en tu etapa española te permitiste conocer festivales como Euroyeyé (Gijón) o Purple Weekend (León),… ¿Te atrae la escena mod?

La verdad es que no, en esa época era más joven, cabezota y estaba encerrado en la vida del Emporda (tocado por la Tramuntana). Como he señalado antes, no había curro ni dinero para un músico de calle, así que nunca llegué a ver mucho del resto de la península. Ahora sí que conozco esos nombres de oído y me gustaría visitarlos en cuanto pueda. La escena mod me atrae. Me gusta vestir bien y las bandas pioneras de esa escena me han influenciado claramente, pero personalmente yo no me considero un mod. Prefiero ser encasillado como artista.