Siete años han pasado de su Disastro garantito (Dirty Water, 2011) y, por fin, aquí esta el cuarto largo de los toledanos Hollywood Sinners, Khöme Kakkä. Edu, Carmelo y Marcos desempolvan sus instrumentos para dar otra buena lección de garage-punk.

El castellano se convierte en el idioma oficial del ultimo trabajo del trío, en el que se incluyen temas como “Me da igual”, que abre el disco y recuerda a los Doctor Explosion de El loco mundo de los jóvenes (Subterfuge, 1994). Supongo que Jorge Explosion, quien produce el disco en los estudios Perrotti, habrá dejado trazas de su inconfundible sello siempre que le hayan dejado.

“Último cartucho” y “El abuelo del skate” son piezas que destacan por un sonido garage más limpio del que nos tenían acostumbrados. Pero no se asusten, rápidamente “Chunk of steel” nos coge de la chupa y nos tira al suelo. En inglés y muy sucio. Para equilibrar, nos vuelven a sorprender con “Drama Rama Lama”, una lenta con espíritu sesentero que nos recuerda a los grupos mas románticos de la época. Eso sí, sin pajaritas ni chaquetas bordadas. En esa misma línea se mueve “Te quiero”, que es la encargada de cerrar el disco.

De escucha obligada son también “Asupi” y “Era axial”, donde podemos apreciar un estilo esta más refinado y le dan una vuelta a los sonidos clásicos, incluyendo punteos más limpios y reverb “per tutti”. “Lo tuyo lo peor”, por su parte, destaca por esos riffs que quedan grabados a fuego en nuestras seseras. Y siguen anotando puntos en el marcador gracias a composiciones como “Sacaba Beach” donde el hammond aporta lo suyo para conseguir un ambiente 100% cavernícola.

Había ganas de tener algo nuevo del combo toledano. Y es que una vez que Wau y los Arrrghs!!! se han despedido ya del personal, quién mejor que esta gente para mantener la bandera del garage patrio bien alta.

Khöme Kakkä no busca tener ninguna estrella michelín.