Después de Hola a todo el mundo (2010) y Ultraviolet Catastrophe (2012), HATEM vuelven a la escena con un disco nuevo. Entrevistamos a los madrileños con su recién estrenado Away (Mushroom Pillow) bajo el brazo el mismo día de su puesta de largo en la sala Joy Eslava de Madrid, el próximo 15 de abril.

Cuando se habla de vosotros se suelen mencionar vuestras fuentes de inspiración literarias. Nombres como Walt Whitman o William Blake son recurrentes. Para la composición de Away os habéis  inspirado en el herbario y la poesía de Emily Dickinson. ¿Hay cierta tendencia a  que encontréis inspiración en lo anglófono? ¿Por qué?

Esa influencia no es absoluta, ni única, pero sí ha estado presente de una forma más notable en la mayoría de discos. Hay muchos otros ejemplos que tal vez no salgan a la luz o estén tan presentes. Su explicación puede estar relacionada con el uso del lenguaje. Las letras están escritas en inglés y al final del proceso, la expresión se realiza en esa lengua. Por ello resulta más fácil escoger referentes, que hayan creado su obra original en ese idioma. Sin embargo, nuestro EP Estela Castiza, que está cantado en español, tiene referentes que han desarrollado su obra en nuestra lengua, como fue el caso concreto de León Felipe.

Away es vuestro tercer larga duración. Han pasado cuatro años desde que publicarais Ultraviolet Catastrophe. Cuatro años dan para mucho, ¿qué habéis estado haciendo? ¿Algún proyecto musical paralelo fuera del grupo, alguna otra actividad lejos de la música?

De ese tiempo podemos decir que la mitad del él ha sido un periodo de menor actividad que el grupo ha necesitado para seguir adelante con HATEM hasta llegar al punto en el que estamos. Necesitábamos parar, tomar distancia, pensar, inspirarse y, finalmente, crear las canciones que conforman el disco. La otra mitad del tiempo corresponde a esperas ajenas al grupo y ligadas a la grabación, su producción, publicación, etc. Como la absoluta mayoría de músicos españoles, el resto del tiempo lo hemos dedicado a nuestros trabajos no musicales, esenciales para que el grupo pueda existir. Durante este tiempo, Ana Molina Hita ha desarrollado un proyecto musical maravilloso llamado Milagros con antiguas alumnas de la escuela en la que es profesora. Por otro lado, nuestro batería, Joshua Díaz nunca ha dejado de hacer sus canciones y colgarlas en su bandcamp.

He leído otra entrevista en la que decíais haberos aislado de cualquier influencia exterior para componer este disco. ¿De verdad eso se puede hacer? ¿Cómo hace uno para que lo que escucha, lo que suena en las radios o lo que se programa en los festivales no le influya en el momento de imaginar su disco? Porque hay que venderlos para poder seguir haciéndolos, ¿no?

En ese sentido lo que hemos pretendido es no guiarnos por referencias que hiciesen que el disco tuviese elementos que lo pudieran llevar a conformar un ejercicio de estilo más obvio y que se guiara el concepto de tendencia, ya fuese en el tipo de arreglos, sonido o estructura de las canciones. Queríamos que independientemente de todo, las canciones tuviesen la fuerza de canciones de hace 50, 20 o 5 años, que siguen siendo grandes temas por sí mismos y sin elementos estéticos. Referencias ha habido y como dices es imposible aislarse de ellas, más aún si no son musicales, pero a diferencia del anterior disco que teníamos modelos más claros de cómo queríamos que sonase, en éste, el proceso se ha hecho intentando estar libres de esas ideas preconcebidas de cómo debía sonar.

“Es nuestro disco más pop”, habéis declarado recientemente. Si Hola A Todo El Mundo era folk, Ultraviolet Catastrophe era más electrónico e instrumental, es verdad que este Away suena más accesible, como más diáfano. Esa evolución es síntoma de que sois gente inquieta, inconformista. ¿Qué será lo próximo? ¿Tenemos que esperar un disco de funky o r&b? (risas)

HATEM es ese lugar en el que haremos lo que nos pida musicalmente el cuerpo. Hasta ahora nos ha pedido hacer discos, que pese a sonar todos a lo que es el grupo en esencia, tienen las diferencias que hemos sentido que debían tener y así se ha plasmado. Realmente todo es posible y eso es lo divertido. El siguiente quién sabe. Siempre tendremos en la cabeza las ganas de hacer un disco instrumental.

Y hablando de estilos musicales, ¿qué estáis escuchando ahora los miembros de HATEM? ¿Algún descubrimiento últimamente que queráis compartir o clasicazo que no dejáis de escuchar?

Lo de estilos es un imposible hoy en día. Nos pasamos la vida de aquí a allá, hay tantísimo que escuchar… Te pones lo cascos y vagabundeas. Vamos desde Brian Eno a Phillip Glass, de The War On Drugs a Charles Bradley, de Nick Cave a Laurie Spiegel, de Bembeya Jazz National a Roxy Music,… Luego te cansas y te pones a hacer la cena.

Tocáis en la Joy, una de las mejores salas de Madrid en cuanto a calidad de sonido, donde la mayoría de músicos dicen que da gusto tocar. Pero es que además vosotros lo hacéis en casa, porque sois de aquí. Decidnos, ¿cuál es vuestro Madrid? ¿Cómo vivís la ciudad?

Madrid tiene ese algo loco de las ciudades muchas o demasiadas almas en ella. Muchos humanos juntos resultan en lo que somos, lo peor y lo mejor y como tal es esta ciudad. Amor y asco, orden y locura, lo más bello y lo más horripilante. Un día la quemarías con napalm hasta la línea de metro más profunda y otro la protegerías con tu vida. Es quererse ir, pero no poder. Es como fumar, te mata, lo sabes, pero no puedes. Es como la canción de LCD Soundsystem: “New York I love you but you are bringing me down”.