Hace ocho años, los hermanos Bielanko decidieron decidieron hacer un paréntesis en su flamante carrera para poder poner orden en sus vidas. Ahora Marah anuncian disco nuevo para el 2017 y vuelven a nuestro país para deleitarnos con su ese rock genuino que en su momento les llevó a encandilar al mismísimo Nick Hornby. A juzgar por las respuestas de Dave, todo apunta a que serán unas actuaciones memorables. Avisados quedan.

La última vez que coincidimos fue en el Azkena Rock Festival allá por el 2014. Recuerdo que estabais presentando aquel proyecto tan curioso llamado Mountain Minstrelsy of Pennsylvania. La verdad es que los allí presentes disfrutamos mucho del concierto, fue realmente conmovedor…

¡Gracias! Nosotros también lo pasamos genial en auqle concierto. El Azkena es uno de los festivales  de rock and roll más importantes del mundo, así que también fe muy emotivo para nosotros el poder traernos a nuestros amigos a España para tocar esas viejas canciones. Pero, a diferencia de Marah, Mountain Minstrelsy of Pennsylvania era un proyectocon un principio y un final. Hicimos una edición limitada en vinilo y los vendimos todos. Tocamos una serie de conciertos y una vez los terminamos, pusimos punto y final. Siempre guardaré un muy buen recuerdo de esta experiencia, es algo de lo que siempre estaré muy orgulloso, pero lo de Marah, con mi hermano y la banda que me acompaña, es otra historia, Marah es mi vida. Es el hilo musical que siempre ha existido y siempre existirá en mi vida a pesar de los cambios estacionales (proyectos paralelos, paréntesis,…). Marah es la historia de mi vida en canciones, y también es la historia de la vida de mis hermanos. Estoy muy entusiasmado y agradecido de poder ver hasta dónde podemos llegar. Creo que tenemos algo valioso y especial que aportar al rock and roll en 2017 y en adelante.

“Dave y Serge han hecho las paces”. Hemos estado ocho años esperando este momento… 

A decir verdad, mi hermano y yo nunca nos separamos realmente. La vida nos hizo tener que elegir entre la banda y la responsabilidad… Y yo tuve que renunciar y permitirle tener el espacio y la libertad necesaria para poder tener niños y reorganizar su vida. No quería estar presionándole todo el día para escribir, tocar, salir de gira, grabar,… El tiempo pasó y al final nos dimos cuenta de lo mucho que echábamos de menos subirnos juntos al escenario de un pub justo después de que cayera el sol y diera comienzo la noche. También echábamos de menos volver a vernos, la mayor parte de nuestra vida la hemos pasado entre bastidores, en vestíbulos de hoteles, en furgonetas recorriendo autopistas,… Lo pasábamos genial en esas situaciones y echábamos en falta el volver a disfrutar de nuestros intereses comunes. Una vez rescatamos la banda, nuestra música sonaba más poderosa y convincente que nunca, ¡y a los chicos les encanta ver a su papá y al tío Dave haciendo el cafre con las guitarras! Es una maravillosa lección de la que ellos también pueden aprender, consiste en convertir las cosas tristes y oscuras de la vida en una fiesta del placer, el alma y la fraternidad.

Escuchando tus palabras, creo que estaría genial que los hermanos Bielanko pudieran darles un par de consejos a los Gallagher (Oasis) o a los Davies (The Kinks) para que hicieran lo mismo de una vez por todas.

Verás, comprendo perfectamente a esas bandas, sé con todo lujo de detalles lo complicado y frustrante que es crear arte con un hermano. A mi hermano Serge y a mí nos fueron encomendadas diferentes misiones el día en que nacimos. La mía consistía en ser lo suficientemente valiente e intrépido para dedicarme al rock and roll. Mi hermano, por su parte, ha tenido como misión principal la de cuidarme desde el día en que nació. Siempre ha querido mantenerme con los pies en la tierra y evitar que me autodestruyera. Su trabajo siempre ha consistido en ser realista y precavido, básicamente somos como una dupla comedia/tragedia. ¡Ya estábamos enfrentados desde mucho antes de tocar nuestra primer acorde juntos!

Y entiendo que poco a poco habéis ido limando vuestras asperezas…

Desde hace un tiempo nos entendemos mucho mejor y hay una mayor aceptación por parte de ambos. Ahora me da la sensación de que hemos aprendido a respetarnos el uno al otro y hemos asumido que el rol que hemos asumido cada uno no lo hemos elegido con el fin de hacer daño al otro. Esas posturas que adoptamos no se corresponden a decisiones voluntarias, forman parte de la mano de cartas que nos repartieron, eso es todo. Marah no existiría sin nosotros, los dos hemos llegado a esa conclusión. Y no ha sido fácil, es algo que lleva trabajo pero que se puede alcanzar. Los hermanos suenan genial juntos, es un algoritmo que consiste en billones de trozos de ADN dando brincos. Es un sonido familiar, como el del viento sobre la cima de una montaña. Sólo tienes que dejar a un lado el ego y esperar a que ocurra. La vida es demasiado corta como para no hacerlo.

¡Hablemos de música! ¿Estáis trabajando en un nuevo disco? Ya hay ganas de escuchar vuestras nuevas composiciones… 

¡Sí, saldrá en 2017! Creo que durante los próximos 10 años vamos a estar sacando discos, pero no serán discos comerciales para hacer caja, serán contribuciones artísticas de las de verdad. Siento que podemos podemos aportar algo a la escena rockera actual que se echa en falta, algo que sea auténtico y no suene prefabricado. Me encantan los discos de rock porque tienen la misma importancia cultural de los cómics y, además, hacen una gran labor al ayudar a la gente a hacer más llevaderas las situaciones confusas y frustrantes. Así que la respuesta es sí, estoy súper enfocado en grabar un nuevo disco una vez finalice la gira española en Octubre.

Vuestra gira española coincide con que se cumple un año de aquellos conciertos en Philadelhia para celebrar el 15 aniversario de Kids in Philly. ¿Qué nos tenéis preparado?

Cuando finalmente nos decantamos por volver a juntarnos después de ocho años, todas las cosas parecieron alinearse de nuevo para situarse en el mismo lugar y en el mismo momento. Estamos muy orgullosos de nuestro grupo y tenemos muchas ganas de demostrar a nuestros seguidores españoles que somos una de las mejores bandas americanas de rock and roll que pueden ver ahí fuera. También queremos disculparnos por habernos ausentado durante tantos años, os prometemos que esta vez estaremos con vosotros tanto tiempo como nos sea posible. Vuestro apoyo nos mantiene vivos, es nuestra sangre. No somos nada sin vosotros y os damos las gracias por ello. Nuestra intención es hacer los mejores conciertos de nuestra historia. No creo que haya alguien capaz de estar en frente de nuestra banda sin moverse o sin sentir algo muy poderoso, valioso e inédito. ¡Estamos listos!