Si tuviéramos que elegir una calle de Madrid para celebrar una festividad como el Oktoberfest, la primera que se nos pasa a casi todos por la cabeza es, sin lugar a dudas, Cardenal Cisneros. Y es que ahora son muchos los que se han subido al carro del universo cervecero y se están atreviendo a elaborar sus propias cervezas, pero esta calle aún tiene mucho que decir sobre este exquisito brebaje con tantos siglos de historia.

Desde hoy y hasta el próximo 2 de Octubre, los madrileños aficionados a la cerveza encontrarán en Cardenal Cisneros un refugio idóneo en el que poder degustar, además de la mejor cerveza alemana de barril y de botella, la más auténtica comida teutona (salchichas, bretzels, ensaladas, codillo,…).

Se trata de un plan alternativo y diferente que ha sido posible gracias a la colaboración de seis cervecerías que muchos de vosotros ya conoceréis: Cervecería Europa, la tienda Beergarden, Oldenburg Cervecería, Beerhouse, Madriz y Kloster.