Charlamos con Abel Pintos, batería de Cuarteto de Nos, un grupo de cinco uruguayos en continuo cambio cuyo estilo indescriptible os enganchará desde el primer momento. Este junio vuelven a España con la gira de presentación de su último disco, Apocalipsis Zombie, cargados con esa ironía que siempre les ha caracterizado.

¿Quién diríais que os motivó a dedicaros a la música? ¿Cuáles son vuestros referentes?

De forma personal vengo de una familia musical: mi abuela tocaba el piano, desde pequeño he tocado en bandas con mis hermanos, así que mi referencia es mi familia. Supongo que cada uno tiene sus historias, pero lo que nos unía es que queríamos imitar a los Beatles, por ahí está el comienzo.

“Lo que nos unía es que queríamos imitar a los Beatles”

Si no me equivoco, vuestros comienzos se dieron dentro del ambiente universitario. ¿Qué le recomendáis a aquellos grupos que estén empezando ahora su andadura musical?

Sí, salimos todos de esa época estudiantil. A la gente que está empezando ahora le diría que no hay una respuesta exacta de lo que hay que hacer, pero que una de las cosas más importantes es ser honesto con lo que quieres hacer, no pretender ser el grupo de moda sino hacer lo que te gusta a vos. También es cierto que la parte humana es complicada, pero también principal. Y, por otra parte, también hay que tener en cuenta el factor suerte.

Lleváis tocando juntos desde 1984, ¿cuáles son los principales cambios que habéis notado a lo largo de todos estos años? ¿Qué tal os lleváis con las plataformas digitales?

Son ya treinta años tocando, así que son muchas cosas las que han cambiado, en todos los sentidos: tecnológico, musical, temático… Todo va cambiando, pero El cuarteto de Nos es una banda que se identifica mucho con el cambio, no por nada filosófico sino porque nos aburrimos rápido de lo que hacemos. Nuestros discos son muy diferentes entre sí. Si yo tuviese que mostrarle a alguien una canción que reflejase qué es la banda me costaría mucho porque no hay una que nos represente, tendría que hacer una selección de diez o quince. En cuanto a la tecnología, al principio sentías que te robaban por las descargas piratas, pero por suerte las cosas están cambiando y la gente empieza a ver normal pagar por escuchar o descargar música. Vamos a mejor. Ahora bien, a nosotros nos gusta el disco objeto y lo vamos a seguir sacando, este último incluso ha salido en vinilo.

¿Qué destacaríais de vuestro último disco, Apocalipsis Zombie? ¿Por qué esa temática de los muertos vivientes?

Hace referencia a la estupidez humana con la tecnología, los zombies somos nosotros. Si te fijas, ahora vas a cualquier lugar y ves a todo el mundo con el celular. Hace referencia también a juegos como el Pokemon Go, cuando veías desde fuera a la gente cazando pokemons y era de locos, realmente parecían zombies. Todo esto lo contamos a través de personajes que reflejan ese apocalipsis que es nuestra sociedad. Nos gusta decir que es una especie de bestiario, como visitar un museo que te muestra cómo está la sociedad hoy.

“Nuestro último disco hace referencia a la estupidez humana, ahora somos zombies que vamos siempre pegados al celular”

Vuestras canciones suelen tener un componente político. Al escapar de los cánones comerciales, ¿es más complicado triunfar con letras que lleven mensaje o crítica social?

En realidad, es mucho más difícil triunfar, pero está bien dirigirse a gente que busca ese tipo de música, que hable de otros temas, no solo de amor y el desamor. El público lo agradece mucho, no solo por la protesta sino por la ironía. Al final los seguidores son más fieles, aunque también más críticos.

Nadie sabe muy bien cómo definir vuestro estilo pues es muy variado ¿cómo lo explicaríais vosotros?

Como estilo musical es complicadísimo etiquetarnos. Yo diría que es pop-rock o algo así, es muy difícil definirlo. Además, desde que tenemos productores hacemos diferentes estilos, cuando nos aburrimos de uno cambiamos, hemos llegado a hacer cumbia o reggaeton, la gente se pregunta cómo un grupo de rock toca un reggaeton. Cuando nos incluyen en los Grammy nos definen como grupo alternativo, así se quitan todo el peso de encima, por lo que yo te diría lo mismo, somos un grupo alternativo.

Aprovechando que lo nombras, ¿qué tal la experiencia en los Grammy Latinos?

Fue muy extraño al principio. Ahora hace cuatro o cinco años que llevamos yendo y ya nos acostumbramos a lo que es la industria musical. De primeras no entiendes mucho qué haces ahí, por qué te premiaron, pero está buenísimo, aprendes mucho. También nos damos cuenta que no tenemos nada que ver con aquello, no nos sentimos muy representados, pero es una buena experiencia.

¿Creéis que, desde Europa, más concretamente España, se conoce suficiente la música latinoamericana?

Yo creo que no, siempre se ha consumido, pero deberían consumir más (risas). No llega al punto de Brasil, que lo tenemos al lado y solo consumen música brasileña, supongo que por el idioma y tal; España es mucho más esponja. También es verdad que la gente se queda mucho con el reggaeton o la música comercial, pero es que es lo que la industria ha puesto de moda y por tanto llega más rápido o es más fácil de consumir, pero claro que hay más cosas, más estilos, no hay que olvidarlo.

Después de tantos años juntos, ¿qué os mantiene unidos?

Yo creo que al ser una banda que sale del mundo universitario, es como que entonces nos fuimos de viaje y no hemos regresado. Día a día y año a año hemos tenido cosas que nos alimentan y nos motivan para seguir. Empezamos con público joven que ha crecido con nosotros, pero también gente joven. El público se va renovando, eso levanta mucho el ánimo. Imagínate siempre con la misma gente, debe ser muy aburrido, a mí no me gustaría que me pasase eso.

He visto que en vuestra página web tenéis mucho merchandising. ¿Os atrae especialmente el mundo del diseño? ¿Decidís vosotros las portadas de los discos?

Sí, no lo diseñamos nosotros, pero decimos si nos gusta o no. A mí particularmente me gusta mucho el símbolo, que son una rata y un carnero brindando en una mesa, quiere reflejar la dualidad de Uruguay: el campo y las
ciudades, de alguna manera nos quieren en ambos lugares. En cuanto a las portadas de los discos ocurre lo mismo, nos presentan distintas ideas y se encuentran con el problema de que somos todos muy diferentes, a cada uno le gusta una. Es igual que los vídeos, están muy trabajados. Nos demoramos tanto en hacer el disco como en elegir las tapas, nos parece igual de importante.

¿Cómo os ha ido en España las veces que habéis tocado aquí? 

Nos encanta cómo nos han recibido allí, pero de verdad. Además, a todos nos encanta la comida, y la de allí nos recuerda a la infancia, a la cocina de la abuela, ustedes comen muy bien. Se puede decir que aprovechamos para hacer turismo gastronómico, y luego la cerveza (risas), tenéis demasiadas cosas lindas. Tenemos muchísimas ganas de volver, en América estamos siempre, lo nuevo son ustedes. Qué bueno que hablamos el mismo idioma.

“La comida de España recuerda a la infancia, a la cocina de la abuela”

En 1996 tuvisteis que acudir a los tribunales por vuestra canción “El día que Artigas se emborrachó”. ¿Cómo veis el panorama actual acerca de la libertad de expresión? Últimamente ha habido varios casos similares en España.

Bueno, esto fue hace muchos años. Si ocurriese ahora, que la sociedad está mucho más crítica y sensible, hubiese sido mucho más complicado. Por suerte hay cosas que se están trabajando, hay cosas que no se pueden tocar y está bien que no se haga, pero también hay cosas que se toman muy a la tremenda, en estos tiempos está mucho más difícil hacer ironía. En cuanto a la canción, bueno, era una canción alegre en la que bajamos a Artigas del pedestal de héroe, eso cayó muy mal y casi nos matan. Al final no pasó nada, la cordura del corte judicial triunfó. Hoy en día hubiese sido más complicado, por las cosas que pasan… Nos estamos sobreprotegiendo, pero a la vez la gente se dedica a hablar en anónimo por las redes sociales y estamos más expuestos, es un tema muy farragoso.

De los catorce discos que tenéis, ¿cual es tu favorito?

Te voy a decir algo que no es la mejor respuesta. Para mí el mejor es el que estamos haciendo ahora, el primero que saldrá desde hace dos años. Todos me han gustado, pero como nos aburrimos rápido nos gusta pensar en el futuro. Es como si le preguntas a una madre que tiene catorce hijos cuál es su favorito, sería muy difícil elegir uno, así que te diría que el que lleva en la panza.

“¿El mejor disco? Es como si le preguntas a una madre cuál es su hijo favorito, sería muy difícil elegir uno, así que te diría que el que lleva en la panza”

¿Creéis que en la industria musical es más complicado triunfar si no se es de determinados países?

Sin duda, si fuésemos nacidos en EEUU probablemente nos hubiese ido mucho mejor, porque tienes más público para arrancar. Pero también ha habido casos de gente de países subdesarrollados a los que les ha ido bárbaro, piensa en todos esos reggaetoneros a los que les va tan bien. Puede que tengas el camino más allanado, pero si lo piensas en nuestro país hay tres millones de personas y si miras nuestras reproducciones en YouTube tenemos más de 30 millones, o sea 10 veces más la población de nuestro país. Eso es muy extraño y a la vez bonito.

GIRA ESPAÑOLA CUARTETO DE NOS 2018

06/06 | Sala Apolo | Barcelona
07/06 | Sala Peter Rock | Valencia
08/06 | Espacio Las Armas | Zaragoza
09/06 | Sala Dabadaba | Donostia
10/06 | Sala Azkena | Bilbao
12/06 | Sala Mon Live | Madrid
13/06 | Sala Malandar | Sevilla
15/06 | Sala Mandala | Lanzarote