Tempo Club, 07/12/2014

Coincidiendo con la celebración de los 12 años de vida de la madrileña sala Tempo, Hannah Williams and the Tastemakers pusieron de manifiesto quién domina la escena actual del soul londinense. Con su nos hacen partícipes de sus raíces Soul americanas que emigraron a Inglaterra.

Nada tiene que ver su trabajo en estudio, ese debut titulado A hill of feathers, con el set que ofrecieron en directo. El joven sexteto derrochó energía e intensidad durante toda la velada y nos cautivaron con una receta de las de toda la vida, formada por vientos, funk y soul.

Su carismática líder, Hannah Williams, consiguió hacernos vibrar de lo lindo con su voz desgarrada y desprendiendo una enorme sensualidad. Le bastaron unos minutos para contagiar a toda la sala e hizo bailar y disfrutar a todos los asistentes durante las casi dos horas que duró el show. Destacaron temas tan intensos como “Tell me something” o la semi-instrumental versión de “Sunny”.

Otro de los momentos destacables de la noche correspondió al instante en el que comenzaron a sonar los primeros compases de “Get it”, ya que la británica se atrevió con el español para comunicarle a los asistentes que la sala pasaba a dividirse en dos mitades y el juego estaba a punto de empezar.

Es evidente que al mismo tiempo que estábamos disfrutando los de abajo, también lo estaban haciendo los que estaban ahí arriba. No obstante, todo tiene su fin, y ellos eligieron hacerlo con un extendido y dramático “The Good Woman” para rematar la velada.

Ha nacido una nueva estrella del soul y ha venido para quedarse.