Wilco cumplen 20 años y lo celebran con un boxset de 4 discos que recoge lo mejor de su carrera. En total, se incluyen 77 canciones con un poco de aquí y un poco de allá, maquetas, tomas alternativas, caras B, directos, versiones, remezclas y, sobre todo, rarezas.

Su fantástico debut,  AM, fue un disco que se gestó durante el verano del 94 y que nos dejó joyas maravillosas como “I must be high” o “Box full of letters”. Dos años después llegó Being there, con el que la banda inició una nueva etapa, otorgando un mayor protagonismo a las guitarras y atreviéndose con altas dosis de experimentación. Con Summerteeth, dieron un gran paso hacia la conquista europea, entrando en el Top 40 de Reino Unido. Este álbum supuso un giro radical en su sonido, con canciones más oscuras y depresivas como “Chicago” o “ELT”.

Por su parte, Yankee Hotel Foxtrot es, casi sin ninguna duda, uno de sus discos más brillantes y, muy probablemente, su mejor trabajo. Tras ser rechazado por su sello discográfico, la banda decidió subirlo en streaming a su página web y se convirtió en su álbum más vendido, entrando dentro del ranking de prestigiosas publicaciones especializadas como uno de los mejores trabajos de la década. Ahora podemos saborear algunos de sus temas más afilados como “Jesús, etc.”. Más tarde llegó A ghost is born, que consiguió mantener el listón, y Sky blue sky, un disco que volvía a mostrarnos una nueva faceta de Wilco.

En definitiva, es un muy buen resumen de la historia de un grupo que, sin renunciar a su sonido, se ha consolidado como una de las mejores bandas de rock alternativo de nuestro tiempo.