Entre el 3 y el 18 de marzo tendrá lugar en la Sala Clamores el II Festival Internacional de Blues, el evento que el pasado año reunió a artistas de la talla de Charlie Musselwhite o Lou Marini

En esta ocasión , Gigantes Del Blues contará con un total de ocho bandas, entre los que se encuentran Corey Harris, Travellin Brothers y Reverend Shawn Amos, entre otros.

El festival arranca el sábado 3 de marzo con la cantante norteamericana Velma Powell y continúa el lunes 5 de marzo con un homenaje en acústico a Eric Clapton a cargo del guitarrista y cantante argentino José Luis Pardo.  El miércoles 7 de marzo le toca el turno al guitarrista de Chicago, Larry Taylor, hijo del legendario Eddie Taylor y uno de los fundadores del sonido de Chicago.

El sábado 10 los protagonistas serán Travellin’ Brothers, la banda del extrarradio de Bilbao que muchos consideran en la actualidad la mejor banda de blues de Europa. No es de extrañar que hayan ganado numerosos premios como el European Blues Challenge y hayan sido finalistas en el International Blues Challenge de Memphis.

Cuatro días después, el miércoles 14 de marzo, se subirá al escenario de Clamores, Corey Harris, uno de los músicos de blues más importantes de la actualidad, el mismo que ha grabado con Wilco, Taj Mahal, Ali Farka Touré… También fue el protagonista del episodio dirigido por Martin Scorsese de la serie de Tv “The Blues”.

Y ya llegando a la recta final, el jueves 15 tocará el cantante, armonicista y productor Reverend Shawn Amos, que ha trabajado con genios de la talla de Solomon Burke, John Lee Hooker o Johnny Guitar Watson, entre otros. El viernes es el turno del dream team del blues madrileño, Madrid Blues Ghetto, la banda formada por los profesores de la escuela de blues de la capital, que repasarán el repertorio del gran Ray Charles.

En cuanto a la encargada de cerrar el festival el domingo 18 de marzo, decir que se trata de la talentosa guitarrista y cantante Susan Santos. Su enérgico blues-rock y su atractiva puesta en escena la han llevado a hacerse un hueco importante en la escena europea, así que no se puede despedir de mejor manera el Gigantes del Blues 2018.