Había ganas de escuchar de escuchar el tercer disco de SCR, el grupo formado por miembros de Dinero (Ekain Elorza), Última Experiencia (José Alberto Solís) e Idealipsticks (Eduardo M. Molina). Nos sorprendieron con aquel debut titulado Hipnosis, se confirmaron como una banda gracias a Sado y ahora nos demuestran que siguen en plena forma gracias a estas nueve trallazos de descarado stoner rock en castellano con fuerte influencia setentera.

Una vez más han confiado en la sabiduría y buen hacer de Juan de Dios Martín en las labores de producción, algo que siempre aporta un valor añadido a unas canciones que ya venían trabajadas de casa. Me gustan especialmente “Madre”, tanto por lo instrumental como por el mensaje, “Imbécil”, por ese ritmazo demoledor presente de principio a fin,  y “Caballo”, por su contundencia.

Además, en canciones como “Chica loca”o “Rey tuerto” me recuerdan a aquellos Lobo Eléctrico que me volaron la cabeza en su momento. Una pena que desaparecieran y qué bueno que hayan salido otras bandas, como es el caso de SCR, para cubrir esa vacante.

Sin duda, se han ganado el reconocimiento que están teniendo por parte de crítica y público. Y antes de despedirnos, selañar que muy pronto tendremos la oportunidad de verlos en un festival que les viene al pelo, el vitoriano Azkena Rock Festival.