No es solo el disco que le plantó cara en su momento al “Sticky fingers” de The Rolling Stones, es mucho más que eso.

“Teenage Head” nos muestra a la banda de San Francisco en su mejor momento, con la dupla formada por Roy Loney y Cyril Jordan dando lo máximo y apostando por el rock n roll añejo en un momento en el que se imponía el hippismo.