La noche prometía. Sidonie ponían el broche de oro a una gira que les ha llevado a realizar un buen puñado de conciertos por toda la península y encima lo hacían en un lugar privilegiado: el WiZink Center (antiguo Palacio de los Deportes). Sin duda se trataba de un fin de año muy especial, tanto para los asistentes que abarrotaron el recinto como para Marc Ros, Jesús Senra y Axel Pi, los tres personajes que estaban encima del escenario acompañados de muy buenos músicos (y mejores personas).

Tras el impecable show de Rufus T. Firefly, uno de los grandes descubrimientos de este 2017, salían a escena Sidonie con ganas de dar mucho amor a los madrileños. Como era de esperar, se centraron en los temas incluidos en su último trabajo, El peor grupo del mundo (Sony, 2016). Así, fueron coreados hasta la saciedad “Atragantarnos”, “Los coches aún no vuelan” “No sé dibujar a un perro” o la propia “El peor grupo del mundo”, aunque la locura se desató, una vez más, con “Carreteras infinitas”.

También nos hicieron disfrutar de lo lindo al ejecutar canciones de trabajos anteriores, como por ejemplo “Fascinado” o “El incendio”, o gracias a momentos tan especiales como cuando se atrevieron con un solo de batería (¿hay algo menos indie?) con un Rams pletórico (actualmente en The Right Ons pero con una trayectoria a sus espaldas tan extensa como brillante) y, por supuesto, con Axel Pi haciendo de las suyas. Tras este guiño al “In-A-Gadda-Da-Vida” de Iron Butterfly tuvieron el detalle de obsequiarnos con un pasaje psicodélico que agradecimos los que les llevamos siguiendo la pista desde 2001, año en el que vio la luz Sidonie (Bib Bip Records). Rescataron el imprescindible “Feelin’ down” para posteriormente invitar a Víctor Cabezuelo (líder de Rufus T. Firefly) a unirse a la fiesta con una demoledora versión de “El bosque”. Brutal.

Ya que estamos con las colaboraciones, destacar también la colaboración de Mikel Izal en “LN Granada” de Supersubmarina, algo que ya hicieron el pasado verano en la Plaza del Trigo de Aranda durante la celebración del 20 aniversario de Sonorama Ribera. Aprovecharon, cómo no, para desear una pronta recuperación al grupo de Baeza que muy pronto estará volviendo a hacer disfrutar a sus seguidores con nuevas canciones, no tengan duda. El que terminó siendo baja de última hora fue Nino Montenegro, más conocido como Leiva, que tuvo que cancelar debido a un pinchazo. Estaba previsto que tocasen juntos “Lady Madrid” de Pereza, pero finalmente no pudo ser.

Para la recta final Sidonie dejaron “Siglo XX”, “Un día de mierda” y “Estáis aquí”, que sonaron sin fisuras y servían para dejar un más que buen sabor de boca a los que decidieron despedir el año con un día de antelación y arropados por las canciones de una de las mejores bandas de pop-rock que ha parido este país.

¿Y ahora qué? Pues ahora toca preparar una nueva gira para celebrar los 20 años encima de los escenarios, así que no te pongas porque tenemos Sidonie para rato.