Motorama, la banda indie rusa favorita del público madrileño, vuelve a la capital. Para más señas, actuarán el 18 de abril en la sala Moby Dick. Ya se echaba de menos al cuarteto de Rostov, y es que nos habían acostumbrado a verlos casi cada año desde su debut en 2010. Pero lo cierto es que desde 2018, año en que sacaron su quinto y último trabajo, Many Nights, no habían vuelto a pasar por aquí.

La banda cada vez se acerca más al baile, pero no un baile cualquiera. Un baile oscuro y frío con el que nadie es capaz de estar quieto. Los sonidos postpunk de sus inicios, que tanto recordaban a Joy Division, siguen muy presentes, al igual que sus atmósferas, pero con un toque más festivo, lo que les ha llevado a convertirse en la banda perfecta para ser disfrutada en directo, con el buen rollo como nota predominante.

Y qué mejor lugar que la mítica sala Moby Dick para ver a Motorama, el escenario ideal para la banda de Vladislav, que siempre ha manejado a la perfección los aforos pequeños e íntimos donde la proximidad con el público está a la orden del día.