No hace falta llevar rastas hasta el culo, ni fumarse unas trompetas como las de Jericó para disfrutar de esta nueva lista. Relajarse y bailar al mismo tiempo, ¿cómo te comes eso?