El festival gasteiztarra introducirá este año el sistema de pago cashless, es decir, sin dinero en efectivo. El público del Azkena Rock Festival podrá pagar en cualquiera de los espacios del recinto de Mendizabala (barras, puestos de restauración y merchandising) mostrando su pulsera inteligente, así de fácil.

Esto es posible gracias al chip con tecnología RFID/NFC que lleva incorporado incorporado y que permite acceder al recinto y pagar con un simple movimiento de muñeca. Cada usuario podrá recargar su pulsera antes  y durante el festival de tres maneras distintas:

- Online desde su teléfono móvil.

- Activando la recarga automática en su cuenta cashless.

- Con efectivo o tarjeta de crédito en los puestos físicos de recarga del propio recinto.

“¿Y qué pasa si no me gasto todo el dinero?” Tranquilo, que los organizadores han pensado en todo. En ese caso podrás recuperar el saldo sobrante siempre y cuando lo solicites antes del 9 de julio.

Las entradas se canjearán por pulseras en los accesos al recinto del festival y los usuarios podrán consultar su saldo en los puestos de recarga y cada vez que vayan a dar el consentimiento de pago al personal del festival.

Otra novedad que trae consigo el uso de esta pulsera es que servirá para acceder al ARF, por lo que tanto los compradores de entradas de día como los del abono podrán entrar y salir del recinto tantas veces como deseen.

Por último, añadir que los más previsores tienen premio asegurado. Las recargas de 50€ realizadas antes del 23 de mayo recibirán un pack de bienvenida que incluye una camiseta y un slipmat de coleccionista, entre otros objetos, que se podrá recoger en el stand de Enjoy Fests. Esta promoción es válida para las primeras 500 unidades. ¡Corre que vuelan!