El verano pide disco, igual que la disco pide verano.

Vuestros deseos son órdenes.