De la Movida madrileña se ha dicho y escrito tanto en los últimos 30 años que resulta sorprendente que Jesús Ordovás y Patricia Godes, a estas alturas, hayan conseguido una obra tan didáctica como adictiva. En esta Guía del Madrid de la Movida, ambos autores nos invitan a recorrer los distintos barrios de la capital en los años 80 de la mano de muchos de sus protagonistas.

Antes de nada, conviene señalar que hubo tantas “movidas” bullendo en el mismo tiempo y en el mismo lugar que resulta muy práctico eso de ir descubriendo cada una de esas “movidas” a través de los once planos que componen esta colorida obra. Están los que siempre están -La Latina, Lavapiés, Malasaña, Gran Vía,…- pero también los que no suelen acaparar titulares y también tenían mucho que ofrecer. Es el caso de La Elipa, Usera o Carabanchel, por citar algunos. Y lo mismo ocurre con algunos de los personajes rescatados, todo un acierto que se hayan acordado del gran Kike Turmix.

© Domingo J. Casas

© Domingo J. Casas

Mención aparte merece la selección de fotos que acompañan los textos de estos dos periodistas y amantes de aquel movimiento que tan bien supieron capturar las cámaras de Domingo J. Casas o Mariví Ibarrola, muchas de ellas de ellas inéditas. Además, encontramos instantáneas de la época con algunas de las plazas, calles o edificios más representativos de la capital como protagonistas. Gracias a este notable material gráfico cuesta imaginarse a heavies, punks y mods cruzándose un día cualquiera con diseñadores, pintores y cineastas en aquel Madrid irrepetible.

Como colofón, Pedro Almodóvar y Alaska nos deleitan con sus rutas particulares, escritas de su puño y letra, que vienen a rendir homenaje a todos aquellos establecimientos que sirvieron de refugio en aquellos años (1980-1989) a estos dos grandes referentes de la Movida madrileña. Y se agradece que no se hayan limitado a los bares y las salas de conciertos que , ni mucho menos.

Una obra de consulta obligada esta Guía del Madrid de la Movida para aquellos que se estén planteando, Covid-19 mediante, venir a conocer la ciudad, quienes ahora tienen un motivo más, y de peso, para venir a recorrer las calles y descubrir los espacios que en su día acogieron a figuras de la talla de Iggy Pop o Andy Warhol, entre muchos otros.