Sí, tal como lo oyes. La reina del burlesque patrio que un día decidió dejar de llamarse Irene López Mañas para empezar a responder al nombre de Vinila Von Bismark, se atreve con una cuanto menos curiosa versión del clásico popularizado por Lola Flores allá por 1953.

Lo mejor es que lo juzgues tú mismo, ¡aquí te lo dejamos!